domingo, 8 de enero de 2012

Desde la última entrada hasta hoy, mil cosas estúpidas se me ocurrieron para venir a escribir. Y sin embargo, blog para mi significa cuelgue. Pero llegan estas noches en que él, (o mejor merecido, el estúpido), (tan estúpido como el que inventó las redes sociales), se empieza a hacer milagrosamente un millón de amigas, mujeres, femeninas, cuando nunca en su vida demostró ni un rasgo de socialización, ni de interés en el maldito feisbuk, ni de optimismo para que tantas cosas le "gusten". Que te volviste, Claudio Maria Dominguez, Idiota?
Y yo que no puedo evitar hablarle, porque solo quiero decirle que lo odio con toda mi alma, y después preguntarle si conoció a alguien, pero pienso, que ese comportamiento de quinceañera histérica no me va a beneficiar, entonces tengo que hacer un doble esfuerzo y hacerme la buena para que me diga (por favorr te lo imploro) si está con alguien, y así hundirme en la desesperación, para despues soñar que soy dexter y matarla cobardemente. Ya fue.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada